Mostrando entradas con la etiqueta Mallorca. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mallorca. Mostrar todas las entradas

25 de septiembre de 2017

Sale a la luz el posible santuario talayótico de Manacor (Mallorca)

El edificio presenta una planta absidal con una columna central, un hogar de fuego, un depósito y varias banquetas de trabajo en el torno. En su interior copas crestadas y ollas típicas de esta fase, vasos, y cerámicas de importación como ánforas romanas, ibicencas o incluso una lucecita griega
Damiá Remis y Magdalena Salas han coordinado el trabajo de los investigadores en el yacimiento talayótico.
El sábado concluyó la decimosexta campaña de intervenciones en el yacimiento prehistórico de s'Hospitalet Viejo de Manacor, que ha permitido "sacar completamente a la luz toda la estructura de un posible santuario que, en todo caso, habría tenido un uso polivalente de acuerdo con todos los restos que hemos encontrado ", explica Damià Ramis, el cual junto con Magdalena Salas son los arqueólogos que dirigen la excavación. Con ellos dos hacen trabajo dos arqueólogos, dos restauradores, unos seis voluntarios, dos peones de canteros, y la brigada del Ayuntamiento de Manacor. "Esta campaña la financia el Ayuntamiento en solitario porque nuestra voluntad es continuar año tras año las excavaciones y las investigaciones y no parar", ha explicado la concejala de Patrimonio, Catalina Riera. "Tenemos un patrimonio arqueológico importantísimo y debemos darle valor para que pueda convertirse en uno de los reclamos para los que visitan nuestro municipio", ha añadido Riera.

La campaña de este año se ha centrado completamente en una de las habitaciones que hay alrededor del talayot ​​y la excavación de la que ya comenzó en el año 2016. Este edificio presenta una planta absidal con una columna central, un hogar de fuego, un depósito y varias banquetas de trabajo en el torno. "Por estas características y porque hemos encontrado copas crestadas podríamos pensar que se trata de un santuario pero también hemos encontrado útiles como molinos o elementos para tejer, lo que hace pensar en un uso polivalente", concretó Ramis.

Por su parte la directora del Museo de Manacor y de la excavación del Hospitalet Viejo, Magdalena Salas, ha mostrado varias piezas de las que se han encontrado en esta estructura talayótica. "Los materiales recuperados en su interior nos hablan de un uso en el talayótico final o postalaiòtic, concretamente entre los siglos III-II aC, justo antes de la conquista romana", explicó Salas.


Así se han encontrado "copas crestadas y ollas típicas de esta fase, vasos, y cerámicas de importación como ánforas romanas, ibicencas o incluso una lucecita griega", añadió. Pero las excavaciones arqueológicas en Hospitalet Viejo "y las analíticas de polen y semillas que hacemos de los restos que encontramos asociadas a las estructuras nos permite saber que al final de la época talayótica el paisaje no era muy diferente de la actual y contaba con campos de cultivo de cereales y ullastrars ", explican los arqueólogos. Además "para los restos procedentes del interior de una copa que se han podido analizar sabemos que comieron un derivado de la leche con cereales", apunta la directora, Magdalena Salas.
(Fuente: Mallorca Diario)

12 de julio de 2017

Buscan el campamento militar que dio origen a la ciudad romana de Pollentia (Mallorca)

El descubrimiento de una fosa de un campamento militar confirmaría que la ciudad romana es posterior al 123 a.C. Un centenar de arqueólogos y voluntarios se afana en desvelar los secretos de esta ciudad romana.
Un centenar de arqueólogos y voluntarios trabajan en las excavaciones de Pollentia. FOTO: MAR PÉREZ.
Los investigadores del yacimiento de Pollentia están cada vez más cerca de confirmar la verdadera edad de la ciudad romana. Sospechan que la metrópolis situada en Alcúdia data del 70 a.C. y no del 123 a.C. como recogen las fuentes escritas. Los arqueólogos, que siempre han sospechado de esta discordancia entre las fuentes arqueológicas y las documentales, basan esta hipótesis en el hallazgo de una fosa de un campamento militar"Siempre pensamos que quizás en el primer momento de conquista romana crearon un campamento y que, en generaciones posteriores, se levantó la ciudad que conocemos ahora", detalla el codirector del yacimiento Miquel Àngel Cau.

El inicio de esta excavación y el posterior estudio confirmarán la verdadera edad de la ciudad. Después se decidirá la estrategia de cómo proseguir con los estudios de Pollentia.

Durante las campañas extensivas de 2015 y 2016 se realizó un programa de prospección y oficio de geofísica en el que se encontraron los restos de la fosa del campamento que en estos momentos se está empezando a excavar.

Por otra parte, el equipo que se encuentra en el yacimiento desde el pasado 3 de julio y que estará excavando hasta día 28, se distribuye en diversos puntos de la ciudad: en los foros; en la fortificación tardía y en la necrópolis del sur para encontrar restos de enterramientos y obtener información de cómo vivían. La novedad este año está en la zona norte, donde se encuentra la fosa militar, denominada Campament de'n França.

Más de 90 personas participan estos días en la XIX Edición del Curso de Arqueología Antonio Arribas. El equipo está formado por estudiantes, profesionales, colaboradores y voluntarios de diferentes partes del mundo que vienen a pasar el verano a la ciudad romana de Alcúdia bajo la dirección de Cau, del ICREA y la Universitat de Barcelona, y de Esther Chávez de la Universidad de La Laguna. Desde ArchaeoSpain de Connecticut, de la Universidad de Portland, de Portugal, Francia, Italia y toda España llegan expertos y estudiantes dispuestos a averiguar la verdadera historia y edad de Pollentia.


UNA ESCUELA DE ARQUEOLOGÍA
"Queremos aprovecharnos de vuestro trabajo", exclama el alcalde Alcúdia, Antonio Mir, quien agradeció la ilusión a todos los participantes de este verano. El estudio de Pollentia dentro de la arqueología romana es muy importante: "Este lugar es una escuela. Por aquí han pasado muchas generaciones que trabajan ahora en arqueología romana por España", explica Cau. "Sin el apoyo del Consorcio de Pollentia formado por Ayuntamiento de Alcúdia, el Govern Balear y el Ministerio de Cultura, no serían posibles estas excavaciones", continúa el investigador. Además, este año han contado con apoyo local. "Cualquier tipo de ayuda es buena" prosigue. "El Grupo Garden nos aporta una parte de la comida de los participantes", detalla.

Los responsables de Pollentia reinvindican un museo propio. Una idea que ha evolucionado y que ahora se materializaría en un centro de investigación de la época romana con el fin de dinamizar y mostrar el trabajo que se lleva a cabo en Mallorca. Es un proceso muy lento: "Un proyecto que va por fases, igual que esta excavación. Pero queremos poner la primera piedra en esta legislatura", dice el alcalde.

15 de febrero de 2017

Nueva campaña arqueológica en el yacimiento talayótico de Son Serra (Mallorca)

Los trabajos incluyen tareas de excavación, restauración, limpieza de vegetación, topografía y documentación de materiales que permitirán abrir el yacimiento al público.
El municipio de Muro podrá conocer nuevos detalles de su historia patrimonial cuando se publiquen los resultados de la tercera campaña arqueológica que se inició ayer en el yacimiento de Son Serra y que se prolongará hasta el próximo 24 de febrero, según explicó ayer el Ayuntamiento.

El objetivo de esta nueva intervención arqueológica es el de conocer y conservar los restos del yacimiento de Son Serra. Según explica el regidor de Cultura de la institución municipal, Miquel Porquer, "este año daremos un nuevo paso para conocer y conservar mejor el yacimiento, realizando tareas de excavación, restauración, limpieza de vegetación, topografía y tratamiento de materiales arqueológicos para conocer un poco más a los antepasados que vivían en el municipio durante la prehistoria".

YACIMIENTO TALAYÓTICO
El yacimiento de Son Serra está ubicado en los terrenos que son propiedad de un agroturismo, entre Muro y Can Picafort. Se trata de unos restos de la época talayótica en los que se conservan diversas edificaciones en buen estado como dos talayots cuadrados y un conjunto de recintos cuya utilidad todavía está pendiente de determinar.

La primera campaña arqueológica en el yacimiento de Son Serra se llevó a cabo en febrero de 2015, cuando se firmó un convenio de colaboración con el propietario de la finca donde se ubican los restos. Después de las dos campañas ejecutadas, la tercera intervención, iniciada ayer, "servirá para consolidar el proyecto", según añadió el regidor Porquer.

Una vez finalizado el trabajo de campo, cuya conclusión está prevista para el próximo 24 de febrero, se llevará a cabo una jornada de puertas abiertas para que los interesados puedan acceder al yacimiento y ver las tareas que se llevan a cabo. Tras las dos primeras intervenciones también se ofreció a los vecinos del municipio del Nord la posibilidad de visitar el yacimiento.

La tercera campaña de intervención está dirigida por los arqueólogos Jordi Hernández-Gasch, Bernat Burgaya y Marga Rivas y los restauradores Antoni Puig y Margalida Munar. "El objetivo es acercar el mundo de la arqueología a todos los 'murers', que a través de Son Serra podrán conocer parte de su pasado y de sus primeras raíces", apunta Rivas.

22 de septiembre de 2016

Excavaciones en Manacor sacan a la luz un posible santuario talayótico

El edificio tiene forma rectangular y el lado opuesto a la entrada es ligeramente curvado siguiendo la tipología de los santuariosde la Edad de Hierro. Además se han descubierto varias piezas que podrían identificarse como altares.
Excavaciones en el yacimiento de l'Hospital Vell. FOTO: AYTO DE MANACOR.
El pasado 5 de septiembre comenzó una nueva campaña de excavación arqueológica en l'Hospitalet Vell. «Esta actuación se enmarca en el nuevo plan 2016-2020 para este yacimiento y da continuidad a las campañas que el Ajuntament de Manacor (Mallorca) impulsa ininterrumpidamente desde el año 2002», ha explicado la concejala de Educación y Patrimonio, Catalina Riera. Ha sido durante los trabajos que se han empezado este año que se ha podido identificar un nuevo edificio que, según los arqueólogos, podría ser un santuario talayótico.

«La particularidad del yacimiento de l'Hospitalet Vell es que se utilizó durante toda la prehistoria, desde la época de las navetas hasta la ocupación romana», explica el director de la excavación, Damià Ramis. El nuevo edificio, que «antes de la intervención arqueológica parecía un montón de piedras, tiene forma rectangular y el lado opuesto a la entrada es ligeramente curvado y podría seguir la tipología de los santuarios típicos de la edad de hierro», añade.

DESCUBRIMIENTOS
Además se han «descubierto varios piezas que podrían identificarse como altares, hemos extraído ánforas púnicas e itálicas, una pieza de barniz negro y varias piezas de cerámica que siguen las tipologías típicas del siglo II aC, justo el momento en que se produjo la ocupación romana de Mallorca », añade el director de la excavación. En este entorno también ha aparecido piezas de telares «que evidencian que aquí se tejían telas y que había actividad industrial», especificaron los arqueólogos.

Con todo los arqueólogos y restauradores advierten que «la función de esta estructura como santuario y su datación sólo se podrá confirmar después de hacer todo el trabajo de restauración, los análisis de materiales y las analíticas pertinentes en el laboratorio», explicó la directora del Museo de Manacor, María José Rivas.

En la excavación participan seis profesionales y una decena de voluntarios. En cuanto a las tareas de restauración, el arqueólogo y restaurador Bernat Burgas ha explicado que «las paredes de esta estructura están hechas de piedras cuadradas, retocadas por el hombrey gracias a este hecho hemos podido levantar las paredes que habían caído, porque era muy evidente dónde iba cada pieza».

Para esta campaña el Ajuntament de Manacor «ha aportado 12.000 euros, además del personal de la brigada municipal y diferentes recursos y material. Por su parte el Consell de Mallorca ha contribuido con 6.000 euros a sufragar algunos gastos de restauración y de laboratorio de las piezas que se extrajeron del yacimiento en campañas de excavación pasadas», agregó Riera.

6 de agosto de 2015

Aparecen restos romanos en los jardines del Ayuntamiento de Andrach (Mallorca)

Durante las excavaciones han encontrado más de 2.000 piezas, entre las que figuran recipientes, ollas, ánforas y cerámicas romanas que están marcadas bien por el autor, o bien a modo de decoración, y que serían del periodo comprendido entre los siglos I a.C y I d.C.. También destaca el hallazgo de un ánfora de vino.
Foto de familia del equipo de excavación que participa en la nueva campaña. DOTO: DIARIO DE MALLORCA
El ayuntamiento de Andratx ha confirmado la existencia de diferentes restos arqueológicos de origen romano en los jardines del Castell de Son Mas que, según las primeras estimaciones, podrían datar del periodo comprendido entre los siglos primero Antes de Cristo y primero Después de Cristo.

En dos excavaciones efectuadas durante el mes pasado sobre los jardines del Castell de Son Mas, sede del ayuntamiento de Andratx, han salido a la luz unas estructuras post-talayóticas. Los arqueólogos que trabajan en el yacimiento no descartan que sean restos de una habitación. También se han hallado elementos que indican que se produjo un incendio.

En total, y según la información facilitada por la Casa Consistorial, han encontrado durante las excavaciones controladas más de 2.000 piezas, entre las que figuran recipientes, ollas, ánforas y cerámicas romanas que están marcadas bien por el autor, o bien a modo de decoración, y que serían del periodo comprendido entre los siglos I Antes de Cristo y I Después de Cristo. Durante la intervención también destaca el hallazgo de un ánfora de vino.

Durante las próximas semanas todas las piezas descubiertas en Son Mas tendrán que ser analizadas y estudiadas pero, tal y como ya indican, dejan claro la existencia de restos arqueológicos de diferentes épocas en el entorno de la Casa Consistorial.


VILLA O FORTIFICACIÓN ROMANA
Las labores de excavación que arrancaron el mes pasado aún se prolongarán durante una semana más. El proyecto está dirigido por el técnico municipal Joan Carles Lladó y la arqueóloga e historiadora del arte Noemi Prats Picó, junto a un grupo de jóvenes voluntarios que efectúan diferentes labores en el yacimiento con el objetivo principal de encontrar una respuesta a un conjunto de cuestiones relacionadas con la historia del entorno. Cuestiones que se originaron ya a finales del siglo pasado, cuando se descubrieron restos de cabañas y otras edificaciones de época talayótica, así como una gran cantidad de material de época romana que sugieren la existencia de una posible villa o una fortificación romana en esta zona del municipio.

El proyecto servirá también para ampliar el conocimiento histórico del municipio de Andratx, especialmente en el periodo transcurrido entre la época talayótica y la época medieval.

El yacimiento arqueólogico se encuentra situado en la cima del 'turó' de Son Mas, justo en el sector nord-este del núcleo urbano de Andratx, en una cota de entre 80 y 95 metros sobre el nivel del mar y presidido por el edificio histórico del Castell de Son Mas y su torre de defensa, conocida con el topónimo de Torre des Sagrament. En el subsuelo se esconden los restos arqueológicos que indican una ocupación continuada desde la época talayótica hasta nuestros días.

(Fuente: Diario de Mallorca / Lorenzo Gutiérrez)

6 de junio de 2014

Encuentran una basílica del S. XIII en una iglesia de Alcudia (Mallorca)

Los arqueólogos buscarán indicios en el subsuelo de la iglesia de Santa Ana que permitan comprobar si estas estructuras descubiertas se asientan sobre otras anteriores de carácter religioso o incluso una necrópolis de la Pollentia tardo antigua.
La Iglesia de Santa Ana, en Alcudia será objeto de intervención arqueológica. Foto: ÚLTIMA HORA.
Las obras de embaldosado encargadas por el Obispado en la iglesia de Santa Ana de Alcúdia han sacado a la luz lo que parecen ser los restos de una basílica del siglo XIII. Tras el hallazgo de los primeros restos, el Consorcio de Pollentia (integrado por el Ayuntamiento, Consell, Gobierno balear y el Ministerio de Cultura) ha habilitado una partida extraordinaria de 5.000 euros para realizar una intervención arqueológica en el templo que linda con el yacimiento de Pollentia.

PAVIMENTO ORIGINAL
Las excavaciones, dirigidas por el arqueólogo Migue Ángel Sastre, comenzaron el pasado 22 de mayo y, de momento, se ha retirado y datado todo el enlosado que se había instalado durante una reforma en 1903. Se han hallado restos de un pavimento de marés bajo el enlosado (aún pendiente de datación) y bajo este suelo varios restos estructurales que podrían corresponder con los muros originales de la iglesia primitiva, de menores dimensiones, que conservaría también el pavimento original. Asimismo, se ha excavado una tumba en la que se han hallado huesos humanos de un varón que serán sometidos a la prueba del carbono 14, con el objetivo de datar el enterramiento que está relacionado con las losas de marés encontradas.

La intervención arqueológica en la iglesia de Santa Ana forma parte de la investigación que se desarrolla en la ciudad romana y tardo antigua de Pollentia de Alcúdia, un proyecto dirigido por Miquel Àngel Cau y Esther Chávez.

(Fuente: Última Hora)

2 de noviembre de 2012

Descubren un segundo cementerio islámico en el yacimiento de Almallutx (Mallorca)

En la campaña de este año también se han descubierto un gran poblado talayótico con murallas, así como a una cueva de enterramiento prehistórica, que podría situarse entre la época talayótica y la naviforme.
Algunos de los enterramientos en la necrópolis aparecida em Almallutx.
Las primeras lluvias devuelven las aguas al Gorg Blau mientras Almallutx despide su primera campaña arqueológica hasta la próxima temporada. Unas prospecciones que, como asegura uno de sus directores, Jaume Deyà, han arrojado "resultados espectaculares" y un gran número de estructuras descubiertas en este asentamiento de 60.000 metros de cuadrados. Sin duda uno de los hallazgos más importantes es el de un segundo cementerio islámico que lo convierte en un caso excepcional en España.

Apenas el 50% de yacimiento sumergido estudiado demuestra que Almallutx es mucho más de lo que los expertos esperaban. "El nivel del agua en el embalse ha bajado menos este año, y esa diferencia de tres menos ha impedido que pudiéramos ampliar la zona de trabajo", señalaba ayer el arqueólogo Jaume Deyà, codirector de los trabajos junto a Pablo Galera. El pasado mes de septiembre iniciaron esta primera campaña en la que se priorizaron las tareas en la zona sumergida, que alcanza un 80% del asentamiento.

La primera sorpresa fue el nivel de estructuras, que afecta no sólo al asentamiento musulmán del siglo XIII sino también al descubrimiento de un gran poblado talayótico con murallas, así como a una cueva de enterramiento prehistórica, que podría situarse entre la época talayótica y la naviforme.

Segundo cementerio
Sin embargo Deyà asegura que el gran hallazgo de estas labores ha sido el de un segundo cementerio islámico, situado a unos 300 metros del que ya se conocía. "Es muy extraño que existan dos lugares de enterramiento en un espacio tan reducido", asegura. Algo que convierte a Almallutx no sólo en un caso "muy peculiar" sino que podría ser uno de los pocos ejemplos existentes en España.

Para el arqueólogo esta particularidad podría tener dos explicaciones:"Que cada cementerio perteneciera a un clan distinto o que se tratara de zonas de dos momentos históricos", resume. Uno del periodo anterior a la Conquista de Jaume I, y el segundo tras su llegada y la conversión de Almallutx en un lugar de resistencia musulmana en el que vivieron cerca de 2.000 personas.

Otra de las sorpresas es la cercanía de una de estas necrópolis a las casas, ya que la primera vivienda se sitúa a apenas un metro de un enterramiento. Por otro lado, Deyà subraya que los cuerpos se han encontrado enterrados según la tradición musulmana: "La cabeza orientada hacia el sur, los pies al norte y la cara mirando a La Meca".

Can Xoroi, en Fornalutx, será a partir de ahora el laboratorio para el estudio de la documentación y los mapas elaborados. "Nuestra intención es determinar el tipo de población y su distribución en el terreno", explica el arqueólogo. Una estructura que apuntan ya pistas como la disposición de algunas paredes en relación con el torrente o las zonas de cultivo. También comenzará la clasificación de los materiales y piezas recolectados como cerámicas y objetos de bronce como herraduras, llaves y muñequeras de arquero.

Otro de los datos por confirmar es el uso de uno de los edificios descubiertos y que los expertos señalan como la posible mezquita del conjunto. A la recuperación de fragmentos de un bacín almohade –una especie de pila de agua bendita– se suma ahora la determinación de que una de sus paredes y sus accesos están orientados a La Meca.

12 de octubre de 2012

Inician las excavaciones en el poblado pre-talayótico de Cala Morell (Menorca)

El poblado de Es Coll, en Cala Morell estuvo habitado hasta el 1250 a.C, y estaba ideado para defenderse.
Los arqueólogos Montserrat Anglada, Magdalena Sales, Damiá Ramís
y Antoni Febrer en la "naveta" excavada en el yacimiento de Cala Morell . Foto J. Bagur
No es un yacimiento único, pero tampoco muy común. Un poblado pretalayótico, de dimensiones considerables (si se compara con otros de la misma época), situado en un extremo de la Isla, en una zona de difícil acceso y rodeado de una muralla. Así es el poblado de Es Coll de Cala Morell (Ciutadella) cuyas excavaciones arqueológicas se iniciaron hace ahora un año y se retomaron de nuevo ayer.

Los trabajos van a cargo del proyecto Entre Illes dirigido por un equipo de arqueólogos formado por Antoni Ferrer, Montserrat Anglada, Damià Ramis y Magdalena Sales.

La característica que mejor define a este poblado, que estuvo habitado hasta el 1400-1250 a.C., es la defensiva: «Sus primeros ocupantes buscaron un lugar que no fuera accesible, y escogieron éste por una cuestión defensiva», asegura Antoni Ferrer. Otros hechos que demuestran el carácter defensivo del poblado es sin duda la muralla que rodea el yacimiento, y que ésta se construyera antes que las casas (que están adosadas a la muralla), lo que demuestra que «lo prioritario era defenderse». Lo extraño es que se venía de una época «en que los poblados no tenían estructuras defensivas, y de repente aquí nos encontramos que se construye un poblado en un lugar inaccesible y rodeado de una muralla».

¿Pero de quién se querían defender? De momento no hay respuesta, y será difícil que la haya. De momento, todo son suposiciones. Se trata de un poblado que se abandonó a finales de la Edad del Bronce (entre el 1400 y el 1250 a.C), justo antes del surgimiento de la cultura talayótica. ¿Puede ser que coexistieran comunidades con rasgos culturales diferentes, y unas quisieran imponerse sobre las otras? Sigue sin haber respuesta. Pero lo que tienen claro los arqueólogos es que la aparición de estructuras defensivas «puede estar relacionado con cambios en la estructura social» de la Menorca de finales de la Edad del Bronce. Lo cierto es que poco después se impuso en Menorca la cultura talayótica, caracterizada por unas estructuras sociales más complejas y jerarquizadas, y también con más tensiones sociales.

El poblado tiene al menos 12 navetas, todas ellas de residencia. De momento se ha excavado una, donde se ha hallado material diverso, sobre todo cerámica, una base de piedra de moler, una estructura para encender fuego, un par de bancos de piedra y restos de fauna doméstica.

Ahora, y durante las tres semanas que duran los trabajos, se procederá a acabar de excavar esta naveta, e iniciar la excavación del exterior. Además también prevén empezar con otra naveta, así como iniciar la excavación de dos cavidades artificiales, que podrían ser balsas para recoger agua.

El proyecto de Entre Illes es trianual, y además de la excavación del yacimiento de Cala Morell, también se trabaja en un poblado de Mallorca, el de Sa Ferradura en Manacor, un yacimiento también fortificado y situado en cabo costero. El objetivo, es estudiar si existen paralelismo entre ambos poblados.

Pero no sólo se trata de un proyecto de investigación, ya que el equipo de arqueólogos también quiere difundir los resultados del proyecto. Por ello, quiere en un futuro próximo organizar una exposición itinerante con el material y unas primeras conclusiones, así como adecuar de señalítica el yacimiento para que pueda ser visitado de una manera autoguiada.

23 de marzo de 2012

Descubren en Mallorca una villa romana "excepcional"

El conjunto encontrado en Son Servera incluiría unos baños termales con muros muy bien conservados, de más de un metro de altura. En la zona objeto de investigación se ha recogido cerámica y vidrio. En estos momentos el yacimiento ha quedado protegido y las autoridades quieren evitar al máximo los expoliadores. 
Los trabajos arqueológicos llevados a cabo en el yacimiento localizado durante las obras en ejecución del proyecto de mejora de la carretera de Son Servera a Costa dels Pins (carretera vieja del Port Vell) revelan el "gran valor arqueológico" de los hallazgos. Se trataría, según la arqueóloga Beatriz Palomar (encargada del seguimiento de las obras y directora del programa de excavación), de una villa tardorromana –se cree que anterior al siglo V d. C.– que por su tipología y estado de conservación constituiría un patrimonio histórico "excepcional", se habla incluso de "único en Mallorca". De hecho, ya se ha invitado a un arqueólogo de Tarragona y, según ha podido saber este diario, ha quedado impresionado.

Por sus características y grandiosidad, permitiendo ya desvelar interesantes datos de una época muy desconocida, este hallazgo en Son Servera está despertando cada vez mayor curiosidad. En el siglo V d.C. se intuye que fue abandonado. Expertos apuntan que en la isla hay otro yacimiento con cierta sintonía: la pequeña parte excavada de Pollentia.

Fragmentos de ´tegulae´
El ayuntamiento serverí, 
indicó ayer que el seguimiento arqueológico que el departamento de Obras Públicas realiza con la dirección insular de Patrimonio se ha traducido en la localización de diversas estructuras arquitectónicas. "Parece ser que son algún tipo de depósitos construidos con piedra y fragmentos reaprovechados de tegulae (tejas de la época romana) y de adobes unidos con mortero de cal, también utilizado para revocar el interior. Los trozos cerámicos encontrados hasta la fecha apuntan a que podría tratarse de una construcción del VI d. C., pese a que la fecha deberá ser confirmada así como avancen los trabajos de excavación".

Se hace un llamamiento a la participación de colaboradores voluntarios, tanto para trabajar en este yacimiento como para colaborar en la recuperación de los talaiots. Los interesados pueden dirigirse al Centre d´Informació Jove de Son Servera.

El Ayuntamiento ha solicitado al Govern balear el 1% del presupuesto del proyecto de la variante de Son Servera, destinado a Patrimonio y Conservación. La justificación: "La importancia de estos hallazgos, únicos en la historia de nuestra comunidad y que suponen una riqueza histórica y cultural para el municipio, lo que hace necesaria la implicación de todas las instituciones que tengan competencias en ello". El turismo y la educación-cultura pueden verse beneficiados.
(Fuente: Diario de Mallorca / Biel Capó / T. Obrador

8 de octubre de 2010

Arqueología: La mujer que huía de Jaime I en Mallorca

Hallado el cadáver de una mujer que en 1230 se refugió con las llaves de su casa en una cueva cuando Mallorca era una isla de Al Andalus

Primero aparecieron las llaves de forja de tres casas del siglo XIII ocultas en una cueva abierta en los montes de Ferrutx y ahora ha sido hallado el cadáver de una de las propietarias, una mujer rebelde, una habitante bereber de Mallorca que en marzo de 1230 intentó huir de la reconquista emprendida por el Rey de Aragón Jaime I, "El Conquistador".

“Se ha confirmado un caso final de la conquista de Mallorca, narrado por el rey en su crónica El llibre dels fets. Excepcionalmente excavamos un episodio concreto, que es real. Los hechos son ciertos y los hallazgos documentan lo escrito”, observa el historiador Miquel Barceló que con Mateu Riera y Helena Kirchner dirige la campaña de investigación que se realiza desde 2009 en un acantilado del término de Artà (el Iraten de los bereberes). Mallorca era una isla oriental de Al Andalus.


Aquel refugio, una bauma, no fue vulnerado por otros humanos desde el siglo XIII hasta que los montañeros de los bomberos de Mallorca detectaron restos cerámicos. “Todo allí quedó intacto desde aquel día de noche llena de marzo de 1230 en que los payeses fueron capturados. Nadie regresó a buscar las llaves o el cuerpo. Los payeses que se refugiaron en la cueva no sabían que su isla había sido invadida y la capital (Medina Mayurka, Palma) tomada tres meses atrás. No pensaron en que se convertirían en cautivos, derrotados, por eso viajaban con las llaves”, agrega Barceló.


Una mujer de entre 20 y 40 años

Los historiadores, con la ayuda de escaladores, han rastreado y excavado el refugio de tan difícil acceso y han profundizado en el examen de los restos del ajuar doméstico y de comida (granos, almejas, erizos de mar, espinas, huesos de conejo de la última comida preparada en un horno- tinaja). Los trabajos se centrarán ahora en los aspectos antropológicos del cuerpo hallado.

Los restos de una mujer que nació al estrenarse el segundo siglo del primer milenio -posiblemente tendría entre 20 y 40 años al morir en su refugio-, han sido hallados este mes de septiembre en un enterramiento musulmán entre rocas, a pocos metros de donde aparecieron las tres llaves, que han sido restauradas. La mujer estaba oculta en la montaña con dos decenas más de los que eran habitantes de Mallorca. El cuerpo estaba enterrado de lado y orientado hacia el sureste hacia la Meca en un acantilado.

El rey Jaume I encomendó la captura de los últimos rebeldes a un caballero especialista en desalojos y acciones complejas, el aragonés Pere Maça -retratado en murales bélicos del MNAC en Barcelona las tropas de los caballeros y magnates de Medina Mayurka. Maça reclamó tiradores de ballesta, picadores y lanceros. Los payeses en fuga de la Mallorca musulmana buscaron un entorno montañoso y litoral donde, precisamente, el pintor Miquel Barceló tiene su casa y estudio en el pabellón de caza del rey Sanxo. En aquella zona se capturaron hasta 2000 musulmanes que los catalano aragonoses esclavizaron. En dos generaciones no quedó rastro ni habitante de Al-Andalus mallorquín.

(Fuente: El País)